Páginas vistas en total

viernes, 2 de agosto de 2013

LAS TRES C PARA LOGRAR CONFIANZA EN SI MISMO

Las tres C para lograr confianza en sí mismo
Las personas siempre me preguntan cuál es la fórmula para obtener confianza en uno mismo y transmitirla a los demás. A veces escucho personas que le piden a alguien más que les dé la confianza que ellos necesitan. Eso no es posible. La confianza que necesitas sólo te la puedes dar tú mismo. Para ello, primero debes demostrarte que eres capaz de lograr algo por tu propio esfuerzo. Estoy seguro que ya lo has hecho alguna vez, ¿verdad? La pregunta del millón es, ¿Son tus sueños lo suficientemente importantes como para que estés dispuesto a hacer algo todos los días para alcanzarlos?
 
Si es así, aquí tienes la fórmula. Estas son las tres “C” que se requieren para lograr tener confianza en ti mismo.

1. Coraje. Debes tener el coraje o el valor para intentar cosas nuevas, para enfrentar tus miedos, la vergüenza o la incertidumbre. Lo siento, no hay otra forma de hacerlo, esto es parte del proceso. Pero si te fijas bien no hay nada nuevo, esto lo hacemos todos los días en forma inconsciente. Toma un respiro profundo, por un momento haz a un lado tu miedo y haz lo que tengas que hacer para obtener la confianza que requieres para pedir ese aumento de sueldo o salir a tocar puertas y vender tu producto o servicio, o simplemente invitar a salir a esa persona que tanto te atrae. Lo peor que puede pasar es que al final tengas una buena anécdota para contarles a tus amigos.

2. Condicionamiento. Una vez que te enfrentas al miedo y descubres cuáles son tus demonios o los problemas que tienes que vencer, tienes que condicionar tu cerebro y tus emociones. Esto lo puedes lograr al aislar cada situación o dividiendo el problema en varias partes y aplicando una solución a la vez. Al seguir este procedimiento en forma constante, conseguirás erradicar el miedo y la incertidumbre de tu vida por completo.

3. Compromiso. No te rindas jamás, tienes que hacer el compromiso de trabajar cada día en lo que quieres lograr, ten en mente que este es un proceso que está basado en la repetición. Al ponerte bajo presión una y otra vez, notarás que con el tiempo las cosas fluirán con mayor facilidad. Muchas personas cuando emprenden un nuevo proyecto se enfrentan a retos demasiado grandes y por lo general retroceden en lugar de armarse de valor y luchar. Es en estos momentos cuando hay que permanecer firmes en nuestras acciones. Al hacerlo, nos damos cuenta que nuestras vidas comienzan a cambiar de forma substancial.

Ok, dije que eran tres “C” pero hay que ser pacientes y tolerantes con nosotros mismos, este es un proceso que toma tiempo en dar resultados.

Yo te garantizo que siguiendo estos pasos la confianza en ti mismo aparecerá tarde o temprano. Mientras más repitas el proceso, menor tiempo te llevará conseguir resultados, es decir la Constancia será uno de los pilares para el logro de tus metas. No se trata de que alguien te dé una palmadita en la espalda y te diga que hiciste un buen trabajo, aunque claro, no sale sobrando de vez en cuando. Tampoco se trata de tratar de caerle bien a todo el mundo, tienes que hacerlo por ti sin esperar el apoyo de los demás, por eso tus sueños deben ser los tuyos, lo que realmente te importa y por los que sin importar las situaciones vas a seguir adelante con tu propósito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario